AUTÉNTICO

TRADICIONAL

VERDADERO

KUNG FU ó WUSHU

WUSHU

KUNG FU

SHAOLIN

NEI KUNG

BODHIDARMA

TAI CHI CHUAN

CHI

CHI KUNG (QIGONG)

CUM NA (CHI NA)

FA JING

PA KUA (BAGUA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Templo Shaolin

Las Artes Marciales Chinas NO fueron "inventadas" en el Templo Shaolin.....!

La historia de la humanidad está llena de momentos grandiosos, de sacrificio y de entrega que inspiran y son dignas de admiración. Pero también está llena de mitos, leyendas, conceptos errados y de engaños.

En el mundo de las artes marciales, uno de los engaños mejor tejidos es la historia del Templo Shaolin y su relevancia en el desarrollo de las artes marciales chinas.

En el libro “Boxing Classics: Essential Boxing Methods” (Métodos Esenciales de las Artes Marciales Chinas”, publicado en 1784, aparece la más temprana referencia al Monasterio Shaolin como lugar de origen de las artes marciales chinas. Varios siglos después de la invención de la forma escrita del  lenguaje chino.

Las artes marciales chinas preceden a la construcción del primer Templo Shaolin por miles de años. El primer templo Shaolin se estableció en el año 497 D.C..

Técnicas de peleas sin armas son mencionadas en libros de la Dinastía Chou (1066-403 A.C.).

Los famosos guerreros de terracota de la Dinastía Qin (221-210 A.C.) muestran movimientos y técnicas de antiguas formas de pelea o artes marciales chinas. Armas encontradas con ellos demuestran un amplio conocimiento de las artes marciales.

El descubrimiento de un caché de armas en los monasterios de Chang’an, durante las redadas del gobierno en el año 446 y registrado en sus archivos, demuestra que en estos lugares se practicaban las artes marciales mucho antes del establecimiento del primer Monasterio Shaolin.

Estilos de artes marciales como Shuai Jiao y Sun Bin Quan predatan a Shaolin por varios cientos de años.

La historia o leyenda de que se practicaban las artes marciales en Shaolin es difícil de fundamentar. En el año 621 se hace la primera  referencia o mención de Shaolin, cuando al parecer algunas personas, luego relacionadas con el templo, participan en una pelea local. Hay que recordar que muchos de estos llamados monjes eran soldados, que buscaron asilo o refugio en los templos.

A pesar de la proximidad del Templo Shaolin a la capital de la Dinastía Tang (618 – 907), y muchas visitas de eruditos y personajes del imperio al Templo, no se mencionan las artes marciales en ninguno de sus reportes.

Y aún, durante la Dinastía Song (960-1279), cuando un grupo de eruditos y oficiales de la corte se desplazan a Luoyang, ciudad de la provincia de Henan (donde se encuentra el templo) y se establecen ahí por algún tiempo, documentando todo sobre la región, no hay mención de artes marciales en el Templo Shaolin.

Los únicos argumentos de soporte que podríamos deducir sobre la relación de las artes marciales con el Templo Shaolin durante esta época son muy generalizados.

Tales como el hecho de que todo el norte de China era una zona militarizada y gobernada por poderosos terratenientes, que tenían sus propias fuerzas militares para proteger su territorio. Entonces, el Templo tendría la necesidad de organizar vigilantes y personal de seguridad para proteger sus propiedades.

El Templo tenía las únicas tierras no utilizadas por los militares o para la agricultura y el único espacio disponible para que los habitantes se ejercitaran y practicaran sus artes.

Muchas personas, monjes, mercaderes y artistas marciales itinerantes usaban el Templo como un lugar para pasar la noche. Además, en el Templo se celebraban ferias y festivales, y así podían vender sus productos y hacer sus presentaciones.

Finalmente, se especula que muchos de la élite militar se “retiró” a los templos, como refugio, después de que su imperio fuera derrotado. A estos se le habría encargado la seguridad del lugar.

Los que integraban la población de estos llamados monasterios, los llamados monjes, eran habitantes de las diversas aldeas de los alrededores que buscaban una mejor manera de vivir, sin tener que preocuparse por comida y albergue. Muchos fueron practicantes de artes marciales antes de convertirse al Budismo.
Muchos otros que luego se unieron fueron soldados que buscaban refugio, después de que su emperador había sido derrotado, y usaban lo único que sabían hacer para sobrevivir.

Las muchas menciones de “monjes bandidos” se referirían entonces a muchos malhechores que se habrían escondido en el Templo, haciéndose pasar por monjes. De “monjes bandidos” a “monjes guerreros” no hay mucho trecho.

Y este engaño se sigue perpetuando, y los “bandidos monjes” de hoy día siguen haciendo lo que los “monjes bandidos” hicieron: aprovechándose de la ignorancia del pueblo para cometer sus fechorías.

La reputación del monasterio de Shaolin se reforzó con el patrocinio del estado, cuando un grupo de “monjes” de diferentes monasterios y liderados por un monje de Shaolin, pelearon al lado de las tropas del imperio Ming (1368 – 1644) contra sus enemigos. Afortunadamente, terminaron del lado victorioso de la contienda imperial. Tierras y otros favores les fueron otorgados.
Y como poderosos terratenientes que gozaban del favoritismo del estado, fueron eximidos del pago de los impuestos a cambio de estar disponibles para pelear al lado de las tropas gubernamentales.

Durante la Dinastía Ming se tejió y fortaleció la leyenda del Templo Shaolin.

La atribución de las artes marciales de Shaolin a Bodhidharma (Da Mo)  también ha sido descontada por muchos historiadores del siglo 20, empezando por Tang Hao (1897-1959), famoso practicante de las artes marciales y respetado historiador, editor de la Academia Central de Artes Marciales y asesor del Comité Nacional de Deportes, quien es uno de los primeros en desechar al Yi Jin Jing, por considerarlo falso. Un invento más para respaldar el engaño.

La primeras referencias de Bodhidharma o Da Mo vienen muchos después. Alrededor del año 1900.

En los escritos “The Spring and Autumn Annals of Wu and Yue” (25 d.c. – 220 d.c) , “Book of Han (111 d.c.)”, y “Records of the Grand Historian” (109 a.c. – 91 a.c.), se documenta la práctica de las artes marciales en China, mucho antes de la llegada de Bodhidharma y del Budismo a China.

También hay escritos que indican que Huiguang y Sengchou eran militares y practicaban las artes marciales antes de convertirse en los primeros monjes de Shaolin y retirarse a la vida monástica. También Huike, sucesor de Bodhidharma como patriarca del Budismo Chán, fue un militar.

Los monasterios en China, no eran como sus contrapartes en Europa. En China, los llamados monasterios eran grandes propiedades o terrenos que eran fuentes de riqueza y poder y requerían de protección.

Algunos de los “conceptos” de las artes marciales chinas también fueron apropiados por el Templo.

El concepto de la “inmovilidad sobre el movimiento”, o “mente sobre cuerpo” por ejemplo. Yu Dayou, en su manual “Combate con el Palo Largo” describe este concepto, y lo basa en los principios del “Arte de la Guerra” de Sun Tzu (476 A.C.).

El concepto de “aprovechar los movimientos del  oponente”, con movimientos circulares y elegantes, característico de varios estilos populares de artes marciales, y descrito convenientemente como “boxeo de Shaolin”, es otro concepto “apropiado”.

Durante la Dinastía Ming, por gozar del patrocinio del estado, Shaolin era el símbolo ideal para representar a las artes marciales. Esto, sin embargo, dió lugar a muchos engaños y conceptos errados.

Conceptos y “verdades” que han sido y siguen siendo cuestionados e investigados por las autoridades en China y otros lugares de Asia. No tanto así, fuera de esta región. Pero en lugares como Estados Unidos, adonde emigraron muchos de los verdaderos maestros, ya ha empezado toda una corriente que busca corroborar la veracidad de todo lo relacionado con la historia, conceptos y sistemas de lo que se conoce más como “kung fu”, y que debieran ser denominadas “Wu Shu“ o artes marciales chinas. Y ahora también en Costa Rica, en el ON Internacional Chinese Martial Arts Institute (Instituto Internacional ON de Artes Marciales Tradicionales Chinas) bajo la guía del Master Victor On.

Notas

1. Henning, Stanley E., "The Chinese Martial Arts in Historical Perspective," Military Affairs (now Journal of Military History), December 1981, p.173.

2. Wei Shou, Wei History, Shanghai: Zhonghua Shuju, 1936, juan 114, p.6a.

3. Tang Hao, Shaolin Wudang Research (Shaolin Wudang Kao), 1930, Hong Kong: Unicorn Press, 1968.

4. Li Chi, trans., The Travel Diaries of Hsu Hsia-K'o, The Chinese University of Hong Kong, 1974,note 17, pp.253-4.

5. Matsuda Ryuji, An Outline of Chinese Martial Arts History (Zhongguo Wushu Shi Lue), trans. Lu Yan and Yan Hai, Sichuan Science and Technological Press, 1984, pp.47-51.

6. Yu Da-You, Anthology from the Hall of Uprighteousness (Zheng Qi Tang Ji), 1566, Boshanjingshe, 1934, Continuation juan 2, pp.7a-8a, 10b.

7. Cheng Zong-You, (Chong-Dou), Illustrated explanation of Shaolin Staff (Shaolin Gunfa Chanzong), c.1621, Taibei: Hualian Press, 1975, pp.2-3.

8. Wu Shu, Record of the Arm (Shou Bi Lu), in Zhihai, 1846 (1935 edition, Vol 33-40), Addended juan, pp. 8b-10a.

Este es un primer artículo de muchos que estaremos publicando, con la finalidad de despejar los mitos, leyendas y engaños y traerles a todos la Verdad!.

Lo consideramos nuestra responsabilidad, nuestra misión.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player